qué es el Body Language

HISTORIA

El Body Language es una técnica oriental que procede del Taoísmo chino y que ha ido evolucionando con el paso del tiempo. Hay distintas versiones en varios países asiáticos, como Indonesia y Tailandia, donde han ido desarrollándose de manera distinta. Igualmente el Kung Fu sexual tiene varios desarrollos distintos según de dónde se trate.

En concreto en Indonesia, el maestro Sudhibjo, de nombre chino Tjiong Swie Hong, un hombre sabio, prestigioso terapeuta y doctor en Medicina china, creó junto con su hija Ari, la maestra actual, lo que hoy conocemos como Body Language, una gimnasia oriental basada en el movimiento abdominal y pélvico, combinados con respiración abdominal que consigue que se trabaje a varios niveles al mismo tiempo.

El nivel más superficial, físico, que ayuda a perder centímetros y volumen al mismo tiempo que endurece y tonifica. Además se trabaja intensivamente el suelo pélvico fortaleciendo específicamente esta musculatura, con los beneficios que ello conlleva tanto a nivel estructural como sexual.

Otro nivel más profundo en el que se trabaja nuestra parte energética, activando y recargando nuestros centros energéticos, los chakras, sobre todo los dos primeros y que hace que se produzca una especial sensación de bienestar tras acabar la clase incluso habiendo sido esta especialmente dura.

El ejercicio básico, como ha quedado explicado, se basa en el trabajo intenso e intensivo de dos zonas primordiales del cuerpo: la pelvis y la zona abdominal.

La pelvis es el epicentro de la actividad genital. Su estructura ósea, el anillo pelviano, contiene y protege, entre otros, los órganos reproductores y sus conexiones nerviosas con la médula. Los músculos que la controlan son fijos y flexibles y permiten una gran variedad de movimientos y posiciones durante el acto sexual. Asimismo el conjunto muscular que sostiene todo el paquete abdominal juega un papel importante en las sensaciones sexuales.

Si la pelvis se encuentra en su posición correcta, existe una presión similar entre los músculos abdominales, que se extienden desde el esternón hasta el hueso púbico en la parte frontal del anillo pelviano, y los músculos que se encuentran a ambos lados de la columna vertebral.

Cuando los músculos abdominales son débiles, la caja torácica se desplaza hacia abajo, hinchando la barriga y obligando a la espalda a soportar el esfuerzo extra. Los músculos de la espalda se estrechan en un intento de “separar” la columna vertebral, lo que provoca que no sólo se ejerza una presión sobre la propia columna, sino que se altere la posición correcta de la pelvis.

Muchas personas tienen los músculos de la espalda tan débiles y los músculos abdominales tan laxos, que su posibilidad de mover la zona pelviana se halla severamente restringida.

Los músculos peritoneales o piso pelviano es un grupo de músculos y ligamentos que configuran una red a modo de hamaca sujeta a las paredes del anillo óseo. Forma un estrato continuo con aberturas que permiten el paso de conductos dirigidos al exterior (uretra, vagina, recto) y la fijación de los esfínteres.

En torno a estas aberturas se disponen una serie de músculos que son denominados esfínteres. Los esfínteres están integrados con el resto de los músculos del diafragma pelviano, de modo que todo el área muscular trabaja al unísono.

Y es esta zona la que se está trabajando intensivamente en BODY LANGUAGE.

Además, la pelvis contiene el centro de gravedad del cuerpo, por lo que fortalecer la pelvis tiene un efecto beneficioso inmediato sobre el bienestar de la espalda, ya que evitaremos malas posturas producidas por una mala distribución del peso debido a una pelvis débil, que no es capaz de sostener el cuerpo.

Finalmente, dentro de la pelvis están los órganos sexuales y los músculos descritos anteriormente. Un trabajo adecuado e intensivo fortalece, tonifica y prepara todos esos músculos y órganos para un perfecto funcionamiento, incluidas las actividades sexuales.

RELACIÓN CON EL TAOÍSMO

Los maestros taoístas creen en la existencia de dos canales de energía primarios que recorren el cuerpo transportando una corriente extraordinariamente poderosa.
Llamaron a uno de ellos el canal FUNCIONAL y al otro canal GOBERNANTE. Ambos nacen en el perineo, situado entre la vagina y el ano en la mujer, ascendiendo el funcional por delante, pasando por los órganos sexuales, aparato digestivo, corazón y garganta y el gobernante por la parte posterior, pasando por el cóccix, recorriendo toda la columna vertebral hasta llegar al cerebro, desde donde vuelve a descender por el cielo del paladar.

La lengua funciona entonces como un interruptor que conecta los dos canales mencionados cuando se sitúa en el paladar, justo detrás de los dientes delanteros. En este momento, los dos canales entran en contacto en uno de sus extremos, teniendo en cuenta que ambos nacen en el perineo, y se cierra el circuito, fluyendo la energía de manera plena y completa por todo el cuerpo.

No se le puede escapar a nadie que en el BODY LANGUAGE estamos trabajando este flujo de energía de manera absoluta, ya que por un lado estamos trabajando con el perineo constantemente, fortaleciéndolo.

Al mismo tiempo, con la respiración abdominal que usamos durante todo el ejercicio estamos cerrando y abriendo constantemente el interruptor. Esto hace del BODY LANGUAGE un poderoso instrumento para renovar energía.

CHAKRAS

Chakra proviene del sánscrito y significa “rueda”. Los chakras son multidimensionales, centros de energía de nuestro cuerpo. Están dispuestos en una línea central a lo largo de nuestro cuerpo, numerados de abajo a arriba.

Los chakras llevan a cabo su cometido en sintonía con nuestro sistema endocrino, que controla las funciones corporales a través de las siete glándulas más importantes del organismo, cada una asociada con un chakra.

En concreto en BODY LANGUAGE estamos trabajando intensivamente con los dos primeros chakras:

El chakra base o raíz, situado en el perineo, que se relaciona con la supervivencia física, la distribución de energía y el sentido práctico.

El segundo chakra, situado unos tres dedos por debajo del ombligo, cuyas funciones dependientes son la creatividad, sentimientos, impulso sexual y placer y exploración.

Con las contracciones pélvicas y abdominales estamos estimulando y recargando poderosamente ambos chakras durante toda la práctica del BODY LANGUAGE

Además, para quien esté interesada en profundizar en este tema, en CENTRO DE BODY LANGUAGE realizamos tratamientos de Chakras, orientados principalmente a equilibrar los mismos, desbloqueando alguno de ellos si fuera necesario.


APLICACIONES DEL BODY LANGUAGE

  • Recuperar el cuerpo ideal de acuerdo con su estructura y anatomía en un periodo de tiempo relativamente corto.
  • Reducir la grasa junto con la lucha contra la celulitis en todo el cuerpo, especialmente en abdomen y muslos.
  • Producir una silueta más esbelta y atractiva.
  • Endurecimiento, flexibilidad, dar forma, fortalecer, reafirmar todas las partes del cuerpo, especialmente los músculos pectorales, la cintura, el estómago, las caderas, los glúteos y la vagina, para las mujeres que han pasado por el trauma físico del parto.
  • Control postural específico para cada persona y preparación para usar nuestro cuerpo correctamente en el desempeño de cualquier tarea.
  • Disminución del dolor muscular, dolor de espalda, zona de los riñones y zona de los hombros, mejora de la circulación sanguínea, estabilización de la menstruación, mejora de las funciones metabólicas corporales.
  • Mejora de la calidad en las relaciones sexuales. Control y potenciación del orgasmo.
  • Multi-orgasmo femenino
  • Prevención y cura de incontinencia urinaria producida por traumas en el parto o por la edad.
  • Prevención de la caída o descuelgue de la matriz producida por la edad.
  • Proteger y prepararte para estar siempre fresca y en forma, dentro y fuera de nuestro cuerpo, sentirnos más jóvenes y como consecuencia de todo ello incrementar la confianza en nosotras mismas.
  • Renovación de la energía y mejora de los flujos energéticos, potente efecto anti-estrés.